Posteos destacados

Ver todo
julio 02, 2018

RECUPERA TUS DESAYUNOS Y TU TIEMPO: ALGUNOS TIPS PARA OPTIMIZAR TU TIEMPO EN MERCADO LIBRE

 

Optimiza-tus-tiempos-FINAL-1024x536-2

¿Eres de los vendedores que comienza a trabajar desde muy temprano y sale a última hora? ¿Sientes que pasas mucho tiempo trabajando y, aún así, las horas del día no rinden? ¿Crees que muchas veces eres sensible a diversas distracciones que hacen que pierdas el foco de atención en lo que estabas trabajando?

 

 

Si te encuentras identificado con alguna o la mayoría de estas situaciones, lo cierto es que existen simples y -por sobre todo- efectivas tácticas para organizar tu estructura de trabajo con el fin de optimizar de la mejor manera tu tiempo para lograr mayor productividad.

 

EL PRIMER PASO: SINCERARSE

Para lograr una rutina productiva es muy importante establecer tiempos reales. De nada sirve engañarse creyendo que todo lo que hay que hacer demandará pocos minutos. Lo ideal es determinar tiempos de trabajos para poder completar los objetivos de la mejor manera.

LAS PRIORIDADES Y LAS LISTAS 

Ya sea anotando en tu móvil, computadora o si eres de los que sigue optando por el papel, una buena opción puede ser que cada mañana te tomes unos instantes para determinar cuáles son las tareas con mayor preponderancia del día. Una vez definidas, es importante decidir en qué momento del día llevarás a cabo cada una.

 

Incorporar este filtro en la planificación de tu día es un hábito que puede cambiar el rendimiento de tu rutina. Asimismo, un monitoreo diario a través de diversas herramientas tecnológicas, como por ejemplo Nubimetrics, puede servirte para reordenar tus prioridades y analizar contingencias que puedan surgir y debas sumar a tu lista de cosas por hacer.

 

Una cuestión esencial a tener en cuenta es que lo ideal es que realices las labores que menos te gusten primero. Sacarse de encima los pendientes que te resultan más tediosos te sacará el lastre de encima y no estarás preocupado el resto del día por resolverlos. Es más, posiblemente te motivará para trabajar más entusiasmado el resto del día.

EL MÉTODO DE ESCALAS

Un método recomendado para optimizar el tiempo y medir el rendimiento de tu productividad es el de escalas. Consiste en elaborar, cada jornada, una lista con las tareas principales a realizar y asignarle a cada una de ellas un valor específico: bajo costo con gran beneficio; alto costo con gran beneficio; bajo costo con bajo beneficio; y, alto costo con bajo beneficio.

 

Cabe señalar que cuando se menciona costo, se está haciendo referencia a los tiempos o recursos que demanda dicha labor. Esta técnica sostiene que las tareas establecidas de bajo costo con gran beneficio, son las primeras que deberían trabajarse en el día. Se trate de  un envío importante, una reunión esperada a concretar o una entrega, estos trabajos son sencillos de llevar a cabo y su resolución significan un gran avance en la rutina. Muchas veces, lo que es más fácil de hacer se deja pendiente, cuando en verdad, resolverlo puede optimizar notoriamente los resultados.  

 

En segundo lugar, es importante priorizar las otras labores que también brindan grandes beneficios  y que implican un alto costo. Lo mejor en este caso, será fragmentarlas y abordarlas por separado. De esta forma, se podrán evitar costos como saltear comidas, poco descanso, entre otros sacrificios que al fin y al cabo, ponen en juego la productividad.  

 

Las  tareas de bajo costo con menor beneficio suelen ser aquellas que no se pueden saltear, ya que si se amontonan, luego son difíciles o muy tediosas de implementar. Quitarse de encima las labores abrumadoras, abren el panorama y permiten que fluya la productividad.

 

Por último, aquellas que demandan mucho tiempo o recursos y su beneficio es poco significativo. La clave para estas tareas es detectarlas a tiempo para automatizar, delegar o simplificar su resolución, dado que no tiene sentido que acaparen mucho tiempo y siquiera optimicen los resultados.

 

LA TÉCNICA POMODORO PARA LO COTIDIANO Y LA RESOLUCIÓN 

Otra de las iniciativas para ganar tiempo es la técnica Pomodoro. Los periodistas Martina Rua y Pablo Martín Fernández hacen referencia, en su libro “La fábrica de tiempo” a este método que tiene como protagonista un timer de cocina -puede ser el típico tomate– que actúa de cronómetro para trabajar en una tarea durante 25 minutos sin interrupciones. Luego, es necesario tomarse 5 minutos para descansar y volver a empezar. Se aconseja que cada cuatro “Pomodoro”, se realice un break más largo.

 

Lo cierto, es que hoy día, no es necesario usar el timer oficial, sino que abundan las apps que se rigen según este método. Be Focused o Focus Keeper, son algunas de las aplicaciones que te ayudan a implementar esta táctica.

LA TRAMPA DE LA MULTIFUNCIÓN 

Otro de los conceptos en los que hacen hincapié Rua y Fernández en su libro es el de multitasking. “En las últimas décadas nuestra cultura hizo un culto al multitasking, la capacidad de hacer varias cosas a la vez, el pro­blema está en que esto no funciona. Luego de años de estudios, queda claro que nuestro cerebro trabaja mejor cuando está ha­ciendo sólo una cosa”, señalan los autores.

Abordar gran cantidad de tareas en simultáneo muchas veces se convierte en una ilusión óptica: lo que parece un oasis es, en realidad, un pantano y no genera mayor productividad.

 

¡ A RECUPERAR LAS HORAS PERDIDAS !

De ahora en más tienes la posibilidad de poner una nueva rutina en marcha. Revisa cuáles son los procesos que hacen que tu gestión sea ineficaz, aprovecha herramientas tecnológicas que te ayudan a detectar nuevas oportunidades y enriquecer tu negocio y elabora notas con información relevante para llevar adelante tus labores. ¿Qué técnica consideras que es la más útil para tu forma de trabajo? ¡No dejes pasar un minuto más para recuperar horas de tu día!

Subscribe Email

Nueva llamada a la acción

 


 

Deja tu comentario